Friday, October 10, 2014

Estropeado y marcado por el tiempo,
no despertó interés en el subastador,
mas él, disimulando y sonriendo,
tomó el viejo violín y a todos lo mostró.

“¡Qué me ofrece, por este instrumento!
¡Quién va a ser el mejor postor?”, preguntó.
“Un dólar, uno. ¿Alguno ofrece dos?
¡Dos dólares! ¡Ah, alguien tres ofreció!
¡Tres dólares, tres! Por tres el violín doy. . .”

Entonces, un anciano de cabello gris
se acercó lentamente, el arco levantó,
quitando el polvo al vetusto violín
las cuerdas flojas con cuidado ajustó,
y una melodía dulce dejó oír
que cual son de ángeles a todos pareció.

Al morir las notas, el subastador
con grave y mesurada voz preguntó:
“Ahora, ¡cuánto dan por este violín!”
Y en alto el instrumento levantó.
“Mil dólares allí. ¿Alguien me da dos mil?
¡Dos mil, dos mil! ¿Y quién me ofrece más?
¡Ah, tres mil! ¡Por tres mil el violín se va!”

Hubo ovaciones, pero alguien preguntó:
“Y, ¿cómo puede ser? Si no valía nada,
¿por qué de pronto su valor aumentó?”
Y al punto se oyó la respuesta muy clara:
“Es que la mano de un Maestro lo tocó”.

Muchos hay que, con desafinada vida,
marcada y estropeada del pecado, al fin
a la malvada multitud se ofrecen
al más bajo precio, como el viejo violín,
por “Un plato de lentejas”, una copa de vino
o un juego de necios, al mejor postor.
“¡Se vende! ¡Se vende! ¡Y ya está vendido!”
exclama contento el subastador.

Mas viene el Maestro, y los insensatos
“No lo entiendo”, dicen, pues nadie captó
el valor de un alma y el cambio forjado
cuando la mano del Maestro la tocó.

La gran poesía tiene una manera de tocar nuestras almas como ninguna otra cosa puede hacerlo y este es un ejemplo. En este poema inspirador y cautivador, "El toque de la mano del Maestro", también conocido como 'El violín viejo', Myra Brooks Welch afirma elocuente que todas las personas tienen un valor y tienen un gran potencial, incluso los considerados por la sociedad como sin valor.

Los ojos de una niña brillan porque se imagina un mundo repleto de cosas que le asombran y un futuro prometedor; pero las duras realidades de la vida a menudo robarle todo, incluso su imaginación. Al igual que el viejo violín en este bello poema, muchas niñas son maltratadas, traumatizadas y rechazadas.

En nuestro trabajo con los niños necesitados y vulnerables somos testigos de cómo, a pesar de la firme voluntad de las niñas por aprender, su educación se interrumpe a menudo por muchos factores como la pobreza, así como las creencias tradicionales o religiosas. Es notorio que las niñas tienen que mendigar en la calle o trabajar para sustentar a su familia o quedarse en casa para cuidar de los hermanos menores, de los enfermos y de los ancianos.

Las niñas son a menudo privadas de casi sus derechos fundamentales y a veces de sus necesidades básicas. Las niñas corren un mayor riesgo de abusos y explotación y de prácticas peligrosas como la mutilación y la ablación genital femenina, que afectan negativamente su supervivencia, desarrollo y alcance de su máximo potencial.

El futuro también parece sombrío para las niñas víctimas de matrimonios infantiles y forzados, siendo más vulnerables a las muertes maternas. Esto se debe a que sus cuerpos no están plenamente desarrollados para pasar por el proceso del embarazo y el parto sin consecuencias adversas.

La violencia contra las niñas es frecuente en tiempos de agitación social y política, crisis y conflictos. El rapto de más de 250 niñas de la Escuela Secundaria Pública de Borno en la región noreste de Nigeria por los insurgentes islámicos y la utilización subsiguiente de las niñas como soldados y terroristas suicidas es un ejemplo.  

Huelga decir que debido a su particular vulnerabilidad, las niñas necesitan una protección adicional. Las niñas formaban parte de los doce temas de importancia crítica citados en la Plataforma de Acción de Beijing de 1995, que recomienda la eliminación de todas las formas de discriminación y maltrato de las niñas y la protección de sus derechos.

La Campaña en favor de las niñas es beneficiosa no sólo para las niñas, sino también para el conjunto de la sociedad. Al igual que la historia del violín, todos se benefician; la persona que es tocada, la persona que toca, y todos los que escuchan la melodía inolvidable. El empoderamiento de las niñas a través de la educación y adquisición de competencias es la clave para mejorar la situación de su familia y su comunidad. Una madre instruida tiene el potencial de romper el círculo vicioso de la pobreza, el analfabetismo y la ignorancia.

El hecho de que muchas niñas abandonen la escuela, principalmente debido a la pobreza requiere más inversión en la prestación de las condiciones adecuadas, incluyendo la educación gratuita y el apoyo a las familias pobres. Debemos reconocer forzosamente que en la educación gratuita, incluso en los países donde este sistema está bien establecido, la carga de los costos de uniformes y artículos escolares básicos corre a cargo de padres pobres y esto tiene un impacto devastador en la escolarización y la retención. Todos los gobiernos tienen la responsabilidad de proveer educación básica gratuita y de calidad para que a ningún niño se le niegue la oportunidad de completar una educación de buena calidad porque sus padres no posean los medios.

Utilizando más fondos gubernamentales para los programas educativos y utilizando eficazmente la ayuda internacional, los países en desarrollo pueden garantizar que la educación esté libre de la matrícula y otras cuotas, y hacer todo lo posible para reducir o eliminar gastos como los relacionados con material didáctico, uniformes y cantina escolar.

Líderes municipales, dirigentes tradicionales, figuras religiosas, la policía, los administradores públicos y otros adultos tienen un papel importante que desempeñar en la promoción y facilitación del empoderamiento de las niñas pero también pueden constituir un problema si su comportamiento hacia las niñas es inadecuado en la perpetuación de la discriminación, el acoso, la explotación sexual y la estigmatización.

Hacer del empoderamiento una realidad para todas las niñas requiere no sólo de nuestros recursos y políticas, sino también de nuestras voces y acciones. Pero más que eso, el amor, el respeto y el apoyo hacia las niñas deben ser una realidad en todas nuestras casas, escuelas y comunidades y no sólo palabras vacías.

Bunmi Awoyinfa
HOM




House of Mercy Children’s Home, Lagos, Nigeria (HOM) es una organización caritativa que participa activamente en diversas actividades sociales para los niños de la calle, los niños mendigos, los niños traperos y los niños necesitados. Nos esforzamos en promover la igualdad de oportunidades en materia de educación y adquisición de competencias para las niñas. 

Breve panorama histórico

2006: Creación de HOM

2006: Programa de apoyo a niños y niñas en situación de calle.

2007: Asistencia médica y distribución de comidas gratuitas a los niños traperos.

2007: Escuela Móvil, distribución de ropas y alimentos a los niños mendigos.

2008: Programa de alfabetización y clases informales para 200 niños mendigos, de los que el 55% eran niñas, en el campamento de los mendigos. Los niños estaban divididos en 3 clases: preescolar, primaria y los adolescentes que han abandonado la escuela.

2010: Programa de apadrinamiento de niños de familias muy pobres, en particular las niñas, para que puedan acceder a la escolarización.

2011: Establecimiento de una casa de acogida de tipo familiar para niños de la calle.

2013: Establecimiento de un hogar para niñas en situación de riesgo.

2015: Distribución gratuita de comida, ropa, zapatos y pañales para bebés a los niños mendigos en Ibadan, en el Estado de Oyo así como de la asistencia educativa.

2016: Distribución de mosquiteros tratados con insecticida a los niños necesitados y vulnerables junto con la formación y el uso apropiado de los mosquiteros.

2016:  El lanzamiento de una biblioteca para niños en el Día Internacional de la Alfabetización.

2017: Programa de asistencia a niños de la escuela Radev en la colonia para enfermos de lepra de Iberekodo en el Estado de Ogun.

2018: Lanzamiento de nuestra campaña África, despiértate! contra la pobreza y la injusticia. Nuestro video titulado ”África, despiértate!” se puede ver en nuestra galería de videos y también en YouTube.

2019: Lanzamiento de nuestra campaña « África, despiértate!” contra la pobreza y la injusticia en portugués

2019: Lanzamiento de nuestra campaña "Africanos Unidos por la Paz" en respuesta a la crisis abrumadora de refugiados y desplazados internos en África.

2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 & 2019: Ayuda a los niños en situaciones de emergencia en el Cuerno de África, El Sahel, las naciones afectadas por el ébola, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo y la región noreste de Nigeria en 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019 respectivamente.